Sonrisa de Fresa

Su sonrisa es tan luminosa como el cuarto creciente de la Luna, y es que cuando sonríe, la Tierra vuelve a ser el lugar más acogedor de la Vía Láctea.

Tras precipitarse, ha aprendido a borrar las lágrimas con cada carcajada y a desnudar su alma en cada escalofrío.

Ha dibujado estrellas en cada cicatriz y las ha convertido constelaciones, porque así, cuando las observa, admira el mapa del universo infinito que alberga en su interior.

A cada paso crea una explosión de magia y, allá por dónde va, deja marcas que el tiempo será incapaz de borrar. Desprende el aroma que esconden los sueños.

Ahora que ha puesto nombre a sus constelaciones, carcajadas en sus lágrimas y magia a sus pasos; ha descubierto que la vida es mucho más bonita si se suelta la melena y se toma un Daikiri de Fresa porque, la vida, puede llegar a ser maravillosa, casi tanto como ella.

Con cariño,

M. C. Arenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s