Trance Agridulce

Mujer Miliciana

Historia original de la foto: realizada por Juan Guzmán a una guerrillera desconocida sobre la azotea del hotel Colón en Barcelona. La muchacha, con su fusil a la espalda y su carnet del Partido Comunista en el bolsillo, se llama Marina Ginestá y trabajaba de mecanógrafa y traductora cuando fue reclutada para hacer frente al levantamiento de Franco.

Ya vienen los barcos. Puedo divisarlos pese a que aun están lejos gracias a los prismáticos. No puedo dejar que el miedo se apodere de mí, tengo que prender los tarugos para advertir al resto del batallón. Me sudan las manos, cada vez están más cerca y se cumple la regla de: a menos metros, más ansiedad. No quiero estar aquí. No es mi guerra, no es mi lucha. Pero sí es mi isla y, pese a que no es un conflicto que hayamos empezado ninguno de los que estamos , tenemos que batallar.

Están fondeando las naves y  los enemigos comienzan a alcanzar la orilla en los botes. Hay unos treinta reclutas por bote. Tengo la sensación de que me desmayaré de un momento a otro puesto que mi respiración es agitada, mi pulso se está elevando cada vez más y comienzan a resbalar gotas de sudor frío por mi frente. Cojo aire, se han bajado de los botes y se encuentran aproximadamente a cincuenta metros, treinta metros, veinte metros, quince. El sargento grita con rabia, “¡A luchar soldados!” y todos comenzamos a salir de la trinchera cargados de adrenalina e ignorando que, probablemente estos serán nuestros últimos momentos sintiendo la brisa del mar y el aire colarse en nuestros pulmones. Ya se sienten los disparos y los gritos cuando acaban de volarle la cabeza a Alberto, anoche nos tocó guardia juntos. He conseguido alcanzar con mis disparos a dos de mis enemigos, pero mi buena suerte dura poco y para mi desgracia acabo de tropezar con un matojo de romero.

Aún no he conseguido ponerme del todo en pie cuando siento como se clava una bayoneta por mi espalda. Para mi sorpresa, apenas me ha dolido y eso que siempre he creído que sería mucho más doloroso. Pese a todo, no es una sensación agradable: primero sientes frío atravesando la piel y luego ardor, un quemazón incandescente. Me giro para poder ver la cara de mi atacante y para mi sorpresa me topo con una mujer, una hermosa mujer miliciana de cabello negro y ojos color caramelo. Vuelve a clavarme la bayoneta, ahora de frente, en el estómago. Esta vez sí ha dolido hasta el punto que he soltado un gemido y he caído al suelo. Levanto la mirada y observo que mientras me mira esboza una sonrisa que, a mi parecer, esconde malicia y algún que otro trazo de compasión. Se marcha y me deja tendido en la arena mientras muero desangrado y enamorado, enamorado de ella y su maléfica sonrisa.

 

Este es el texto o relato corto que ha creado mi retorcida mente para vosotros a partir de la última encuesta, donde recordemos que la palabra ganadora fue: Sonrisas. No me cansaré de dar las gracias a todos los que participáis. Espero vuestros comentarios y opiniones ya sean positivos o constructivos. 

Con cariño,

M.C. Arenas

 

 

.

4 comentarios en “Trance Agridulce

  1. ANGEL RAUL GONGORA dijo:

    Me ha gustado mucho, M.c. Arenas.
    Tan solo una cosilla. Me encanta saber qué es la foto. Su fuente, su historia original*, de ahí que trate de añadir pie de foto en casi todos mis relatos. Pero, insisto, me ha gustado mucho el relato. ¡Qué no paren las palabras!

    * Historia original de la foto:
    Una de las fotografías que más me llama la atención es la realizada por Juan Guzman a una guerrillera desconocida sobre la azotea del hotel Colón en Barcelona. La muchacha, con su fusil a la espalda y su carnet del Partido Comunista en el bolsillo, se llama Marina Ginestá y trabajaba de mecanógrafa y traductora cuando fue reclutada para hacer frente al levantamiento de Franco.

    Le gusta a 1 persona

  2. turinnova dijo:

    “muero desangrado y enamorado, enamorado de ella y su maléfica sonrisa.”
    Lindas palabras para ‘relatar’ tan cruel… enamoramiento ¿a la vida o a la muerte?

    Y como siempre magistralmente contado #PorAmorAlArteDeEscribir

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s