El idioma universal

Hace frío. No sé cuantas horas han pasado desde que estoy aquí. Me pesan los párpados y cada vez me cuesta más trabajo mantenerme despierta. Siento que me asfixio, no puedo respirar bien. Grito, pero nadie responde. Unos seres extraños se aproximan desde el otro extremo de la bahía, son de diferentes tamaños. Tengo que intentar comunicarme con ellos de algún modo, porque es muy probable que, si nadie me ayuda, no sobreviva esta noche.

Estoy empezando a ver el charco de sangre que ha formado la herida de mi costado en la arena. Demasiada sangre. El agua salada del mar rebota sobre ella y parece que me calma, pero no basta. No me cubre lo suficiente, me está agobiando esta sensación. Uno de esos seres ha sacado de una especie de bolsa,un aparato cuadrado y me apunta con él mientras que,intuyo, otro le riñe. No entiendo su lengua. Uno de esos individuos, que parece hembra, ha clavado sus ojos en los míos.

Como he dicho, no entiendo la lengua de estas criaturas, pero hay un idioma universal: La mirada. Parece ser que ella ha descubierto en mis ojos el reflejo de una llamada de socorro. Acaban de percatarse de mi herida. Se acercan cuidadosamente, la examinan. Me han rozado, duele, es un dolor tan agudo que me paraliza el corazón. Necesito que termine. Se acercan más criaturas, traen cubos y comienzan a verter agua del mar sobre mí, ¡Cómo me alivia! Uno de ellos porta un maletín y saca una jeringa punzante: la clava cerca de donde tengo la herida, noto como se aceleran mis pulsaciones y mi respiración. El dolor es demasiado agudo pero, ¡Qué extraño!, Según pasan los minutos esa sensación desaparece ¡No me duele! ¡Qué maravilla!.

Al fin logro recordar el nombre de esas criaturas, se llaman HUMANOS y el mismo que ha clavado la aguja está cerrando mi herida con aguja e hilo. También acabo de recordar, mientras sigo varada en esta playa, que también fue un HUMANO el que clavó en mi costado el arpón que causó mi aparatosa herida. Es increible como una misma especie es capaz de lo peor y, a la vez, de lo mejor. ¿ Por qué?

 

“La caza de ballenas se ha convertido en un deporte donde la matanza es sólo por diversión” “Debemos concienciarnos y sólo existe un modo: la educación y la empatía, aún estamos a tiempo de revertirlo”

 

Con cariño,

M.C. Arenas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s