L.

universe-2736507_1920

Volar, ella siempre quiso volar sin dejar de tocar el suelo con la punta de sus pies.

Soñar, eso sí que lo hizo. Soñaba fuerte y luchaba por alcanzar los sueños.

Amar, tal vez amó demasiado. Aunque en cosas del querer, todos sabemos que nunca es suficiente.  Algunos no lo merecían, sin embargo, ese vacío siempre se vio recompensado por esas tantas personas que correspondían su amor cada día. Si L. sabía de algo, era de entrega. Y entregó su alma en todo lo que hacía.

L. es ahora una estrella, qué digo una estrella, L. es una galaxia completa. Sus ojos son los planetas y su pelo las estrellas. Ahora es inmensa, increíblemente bella, aún más de lo que lo fue en nuestro mundo (y mira que lo era). Y ella, reina de su galaxia, guerrera de nuestros días, está ahí, como ejemplo de combatiente ante la vida, como muestra de lo heroico, como ejemplo imbatible de valor.

L. estés donde estés, tu estela nos guía a esa galaxia infinita que tu lucha ha creado: La galaxia de la valentía.

Con cariño,

M.C. Arenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s